jueves, 23 de marzo de 2017

“Patudo” ¿Cachai?





“Patudo” ¿Cachai?

La Senadora Goic le ha dicho al candidato Sr. Piñera que no sea “patudo”, chilenismo de uso común entre nuestros jóvenes y en el coloquial hablar de algunos chilenos..
Hasta aquí, todo bien.
Doña Carolina, descendiente de inmigrantes croatas avecindados en Magallanes, es joven, buenamoza, (lo que no es de extrañar: en Dubrovnik, tomando un café helado, pasaban los mas bellos ejemplares de la raza humana; eran todos príncipes o princesas, un placer verlos, ni un solo feo, ni una sola fea, ¿cachai?
Pero no se trata de la belleza de los croatas, de lo que se trata es de la permanente afirmación de la Senadora relativa a la ubicación de la DC en la centroizquierda, es grave por cuanto refleja la verdadera enfermedad de este partido: el temor visceral de ser tratados como derechistas, aunque los derechistas tengan, absoluta razón; pierden un millón de votos por su falta de identidad, por su contubernio con los comunistas, pero ella reafirma que su camino es el camino a la destrucción de un partido desdibujado ante los chilenos, que representó la alternativa al marxismo como fundamento para existir como tal, allá por los años treinta del siglo pasado.
Pero ella es “bacheletista”, se ubica con la izquierda, busca formulas para coordinar un programa que no moleste  a los comunistas, dándole por otra parte, una cierta justificación  ética a sus camaradas para aceptar la permanente humillación de la  que son víctimas. No le importa absolutamente nada que Mariana Aylwin y los  que la acompañan, dejen entrever que, si el partido va a primarias y gana Guiller, ella tendría que revisar su pertenencia al partido.
Admiré su fortaleza cuando enfrentó un cáncer, me pareció un discurso excelente al despedir al ex Presidente Aylwin…pero todo lo que ha hecho y dicho después han ido perfilando un peligroso sesgo “marxistoide” que se apodera y empoderar en la DC.
Está haciendo lo imposible para ir a primarias con la Nueva Mayoría  (que ganaría Guiller), sin darse cuenta del desprecio que los izquierdistas sienten por su partido.
Desgraciadamente está actuando con una desfachatez e irresponsabilidad incalculable al no tener conciencia de la situación que vive Chile, e insistir en mantener las políticas fracasadas de la izquierda, que ella está amparando en nombre de cristianismo social.
Esto si que es una patudez  ¿Cachai Carolina?

Julio Bazán A.
22 de marzo 2017.






 

viernes, 17 de marzo de 2017


El Intendente dialogante.



El Intendente dialogante.

Me he demorado en escribir este artículo porque debí recuperarme del efecto mágico que me produjo el Sr. Hernández con su épica perorata “la violencia llama a la violencia” o algo así, y luego el valor que demostró al estar dispuesto a ir donde fuera para establecer un diálogo con la CAM. Este hombre tiene un no sequé de héroe griego, es épico, tiene una cierta semejanza con Leonidas defendiendo el paso de la Termopilas deteniendo a los persas, es magnifico; pero da mucha pena.
Desde que llegó no ha dejado de decir insensateces, no entiende nada, no sabe, aparentemente, nada de lo que pasa en La Araucanía.
La CAM se ha declarado en guerra con Chile, sus actos sediciosos no son para dialogar, son para aprehenderlos y condenarlos,  para restablecer el Estado de Derecho, no se dialoga con los insurrectos, no se ablanda la mano son la sedición, no se confunde el ataque terrorista con diálogos, especialmente si quien se ofrece para dialogar no ha entendido nada de lo que pasa en la región.
El Sr. Intendente debiera informarse de la verdadera historia de esta rebelión inaudita  y que mantiene aterrorizada a las buenas personas de La Araucanía.
Que alguien le diga al Sr. Hernández que tiene la obligación ineludible de actuar seriamente en contra de un grupo que ha declarado explícitamente que está en guerra con Chile.

Julio Bazán A.
17 de marzo, 2017.


 

domingo, 12 de marzo de 2017

Arde La Araucanía.



Arde La Araucanía.

En los últimos días estuve pensando que había llegado el momento de dejar de escribir sobre La Araucanía: estoy cansado y siento una cierta frustración al constatar que mis escritos no tienen mucho eco, en que las ideas que hemos defendido, con fuerte respaldo jurídico e histórico, no penetran, que cada vez que siento que personas o grupos de personas parecieran interesadas en organizarse para focalizar el problema de La Araucanía, se desmoronan en una apática indolencia. El mas reciente “pencazo” me lo dio “El Libero”, al rechazar un artículo mío porque no era una opinión, sino un análisis  histórico. ¿Se puede dar una opinión seria sobre La Araucanía sin un análisis histórico? Pareciera que si al leer la opinión del director de Libertad y Desarrollo sobre el Consejo Presidencial.
Pero esta mañana a las 08:46 me llagaron las fotos de la quema de camiones la noche recién pasada, luego a mediodía escuché en los canales de TV las declaraciones del dirigente nacional de los camioneros Sergio Pérez, calmado, pero serio y categórico, increpaba al gobierno por su pasividad frente al permanente atropello al Estado de Derecho, pidiendo la declaración de Estado de Emergencia Constitucional para, de una vez por todas, controlar la sedición.
Leí el comunicado de quienes organizan y ejecutan estos actos de guerra interna reivindicando sus derechos como “Nación”.
¿Qué esperan los chilenos para tomar en serio que lo que ocurre en el sur de Chile es una agresión a la Soberanía y a la Seguridad nacional? ¿Qué esperan para hacer el diagnóstico de los síntomas explícitos de la amenaza de los indigenistas?
Espero que reaccionen y se comprometan, gobierno y parlamentarios, en revisar el diagnóstico y a actuar en consecuencia.
Un paro nacional de loa camioneros puede ser dramático pero, no solamente necesario, sino que indispensable, para obligar a que se implementen  las correcciones necesarias que nuestra Constitución contempla para salvaguardar la Soberanía y la Seguridad de nuestra Nación.
Desde el año 1978 se preparaban para llegar a lo que hemos llegado con la creación de los Centros Culturales, organizados por el Partido Comunista. En este Blog está toda la información.
Lo único que digo es: “No es de Orden Público, es de Soberanía Nacional”

Julio Bazán A.
12 de marzo de 2017.
  

miércoles, 1 de marzo de 2017

Sobre la DC y el PC.



Sobre la DC y el PC.

Nota: estaba un buen día en mi escritorio y recibí un llamado di amigo  Alfonso Márquez de la Plata, su llamado tenía un curioso objetivo: lo había contactado el historiador Víctor  Farías para preguntarle si yo estaba vivo todavía, Alfonso le dijo que si y le preguntó de que retrataba.
El historiador le dijo que en sus investigaciones había encontrado una carta mía escrita en 1967 (el 4 de abril) y que tenía interés en conocerme. Así fue como me enteré de esta carta de la cual les transcribo algunos párrafos que son aplicables hoy día. El historiador transcribió la carta completa en alguno de sus libros.

Creo que fue el último acto mío como democratacristiano.
jba

Sr. Jaime Castillo,
Presente.

Estimado Jaime,

<<No se si tu te acuerdas que, a comienzo del año 1959te e3scdribí una carta sobre la situación política en ese momento.>>
<<En líneas generales te decía que la Democracia Cristiana, fatalmente, por ser una alternativa al marxismo, tendrá que contar con los votos no marxistas del país y que, dentro del movimiento de don Jorge Alessandri se encontraban muchos votos que nuestro partido necesitaría para triunfar en las elecciones.>>
Luego agregaba;  
<<El momento político actual me obliga en conciencia revisar de nuevo la situación por la que atraviesa el país y, dentro de esta situación, la Democracia Cristiana. . Las causas  directas de esta carta están contenidas en las afirmaciones de Alberto Jerez y Renán Fuentealba y en la editorial de El Siglo del día lunes>>.
<<La primera pregunta que me surge es si somos o no somos un partido marxista; se deseamos o no deseamos el triunfo del marxismo en Chile; si creemos que nuestra alternativa y nuestros métodos y, porque no decirlo, que nuestros objetivos políticos se diferencian de los del marxismo>>.
<<A la primera pregunta creo que la contestación surge clara y nítida: no somos marxistas, no deseamos el triunfo del marxismo en Chile, creemos que nuestra solución es  posible para nuestra situación y nuestra realidad>>.
<<Pero ayer, con su discreción característica, ciertos sectores del partido pregonaban que nuestra única solución política era un acercamiento con el FRAP; esto significa que interpretan las elecciones como una expresión de la ciudadanía deseos de   cambios más espectaculares y des soluciones predicadas Ultima Hora y El Siglo>>. (FRAP, Frente de acción Popular, del que nació la Unidad Popular)

Mas adelante digo:

<<El triunfo del Partido Nacional, porque es u n triunfo porque subieron de un 8% posible a un a un 16%...en la votación de los nacionales no podemos y no tenemos derecho a encortar solamente a hombres repudiables en el sistema democrático  porque seso sería negar la realidad política del país>>

Luego la carta se extendía en materias doctrinarias que, en mi criterio podrían ser reproducidas en otra ocasión.

Julio Bazán A.

P.S. 3 Años despuyes de esta carta la DC llegó a un acuerfdo con la Unidad Popular ym en defibitiva, entregó el gobierno de Chile a la coalición de izquierda.
jba

lunes, 20 de febrero de 2017

Araucanía; 2017.




Araucanía; 2017.

En ocho días mas se inicia marzo, mes que marca el comienzo del año, posiblemente, mas relevante para La Araucanía.
El Consejo Asesor Presidencial emitió su Informe final.
El día 26 de enero publiqué un artículo en que analizo este informe.
Tomando como respaldo este informe se iniciará una ofensiva para generar los instrumentos legales que éste propone.
Debamos tener conciencia que la fuente de las proposiciones está fundamentado en el “Informe de Verdad Histórica y Nuevo Trato” y en el pensamiento de los mismos que influyeron en forma determinante en la negación de legislaciones vigentes y en fallos judiciales ejecutoriados sustituyéndolos por las postulados de dicho informe que no tiene valor jurídico alguno.
Por esto reitero parte de mis criticas a la Comisión Presidencial.
jba  


Análisis
Informe final consejo asesora presidencial

El día martes recién pasado bajé el informe del Consejo.
Mi intención era poder analizarlo completo dada la importancia que reviste para La Araucanía y para el país.
Al iniciar la lectura se introduce una presentación del Sr. Héctor Vargas, Obispo de la Iglesia Católica.
Al leer esta presentación concluí, rápidamente, que este informe tenía un claro sesgo ideológico; que estaba destinado a validar los contenidos y falsedades del “Informe de Verdad Histórica y Nuevo Trato”
Desde luego al describir las fuentes que respaldan el Informe  de la Comisión presidencial todas están centradas en las aseveraciones, mañosamente inventadas.
Al estudiar la literatura que respalda las conclusiones se me confirmó absolutamente lo anterior, las obras del antropólogo José Bengoa y de José Aylwin O. predominan entre los documentos que respaldan el Informe, los mismos que redactaron el Informe de Verdad Histórica y Nuevo Trato.
En la Comisión encargada de la Historia de la situación en la zona no se estudió la ley de 4 de diciembre de 1866, mas que importante, indispensable, para entender el proceso que se ha vivido ya que esta ley generó los Títulos de Merced y definió los terrenos baldíos, que dieron origen a los remates de tierras que son el sustento jurídico de los títulos de dominio de los agricultores de la región.
No solo esto, no se menciona el DL 2.568, que dividió las propiedades del los Títulos de Merced, entregando, con sentencias judiciales, estos títulos a los comuneros de títulos de propiedad individual, hasta ese momento indivisa. Tampoco se refiere al acta del Consejo Nacional de CONADI de 27  de agosto de 1999, que destroza el concepto de “tierras ancestrales”, (tan grato para Bengoa), es decir de investigación histórica, nada.
En este Blog escribí un artículo “Falsedad Histórica; base para Políticas Públicas” (sugiero leerlo)
¿Se puede, seriamente, emitir un informe de una Comisión Presidencial que prescinda de estos fundamentales documentos históricos y jurídicos? Es, por decir lo menos una liviandad intolerable salvo, claro está, que haya un ocultamiento consciente de la verdad

Transcribo párrafos del Informe en análisis:

<<Los índices de pobreza, escaso desarrollo y violencia creciente que se observan en la Región de la Araucanía, así como los cambios que enfrenta la Región en el ámbito productivo y el tema del reconocimiento y reparación de los pueblos indígenas, han obligado a los últimos gobiernos a buscar soluciones conducentes a superar estos problemas estructurales de la Región. En este sentido cabe destacar>>:
(La comisión confunde efectos con causas, la causa de “la pobreza, escaso desarrollo y de la violencia, es la acción sediciosa de los indigenistas organizados para causar terror)
a) La Comisión Especial de Pueblos Indígenas (CEPI) del año 1990,

b) La Ley N°19.523 del año 1993 que establece normas sobre protección, fomento y desarrollo de los indígenas y creó la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena,
c) Los llamados diálogos comunales del año 1999,
d) El Programa de Desarrollo Integral de las Comunidades Indígenas (Programa  Orígenes) 
e)  La  creación  en  el  año  2002  de  la  Comisión  de  Verdad Histórica y Nuevo Trato (CVHNT) cuyas conclusiones fueron la base para la Política de Nuevo Trato del año 2004,
f) La política indígena Re-conocer: Pacto Social por la Multiculturalidad” del año 2008 mismo año en el que fue ratificado el Convenio 169 de la OIT,
g) La política “Hacia un Nuevo Trato con Nuestros Pueblos Indígenas” del año 2012,
h) Los proyectos de ley que crean el Ministerio de Pueblos Indígenas y el Consejo Nacional junto con los Consejos de Pueblos Indígenas, ambos del año 2016, entre otras. >>
Todos y cada uno de estos documentos nacen del Informe de Verdad…al extremo que se puede afirmar que son partes de un mismo todo.
(Leer análisis completo en la entrada del día 26de enero)

Julio Bazán A.
20 de febrero, 2017.




sábado, 28 de enero de 2017

NO ES DE ORDEN PÚBLICO, ES DE SOBERANÍA NACIONAL.




LA SITUACIÓN EN EL SUR NO ES DE ORDEN PÚBLICO,
ES DE SOBERANÍA NACIONAL.

CONCLUSIÓN (del libro” ¿Es Mapuche el Conflicto?  Editorial Maye, junio de 2011)
Este libro comienza con una pregunta: ¿Es mapuche el Conflicto?
Parece más que conveniente, indispensable, dar una contestación a esta cuestión.
Lo primero es afirmar categóricamente que en la Araucanía hay un conflicto, un gran conflicto que ha sembrado el terror en los habitantes de la zona. Un conflicto que los sucesivos gobiernos no han podido resolver en los años transcurridos desde 1989. Y que hay un problema de pobreza campesina de enormes proporciones. Un problema que tiene que ver con la incapacidad nacional de integración multisectorial.
El Conflicto en la Araucanía no es  Mapuche, no es de mapuches.
Hemos definido el universo que conforman los mapuche en Chile y en la Araucanía basados en las encuestas de población del INE. Hemos analizado la extensión, profundidad y vigencia de la “Cultura Mapuche”. También se ha mostrado la trayectoria del conflicto en base a la historia que ha quedado plasmada en la prensa, en los testimonios de agricultores, gremios, campesinos indígenas y no indígenas de la zona.
Ninguno de estos análisis nos lleva a concluir que los mapuche tienen un conflicto con el Estado chileno, como se demuestra en los estudios publicados por el Centro de Estudio Públicos, citados en este libro. Más aún en la contestación a las preguntas ¿Se siente Ud. mapuche, chileno o una mezcla de los dos? Las respuestas son:
 a) En el grupo de alta intensidad 72% se siente chileno.
b) En el grupo de media intensidad el 51% se siente chileno, un 48% se siente mapuche y chileno.
c) En el grupo de baja intensidad el 80% se siente mapuche y chileno.
 De todos los parámetros medidos se deduce un pueblo que se identifica con la chilenidad y sus instituciones.
¿Cuál es el fundamento, entonces, para hablar del “Conflicto Mapuche”?
El origen de la situación conflictiva se encuentra, en Chile, en las organizaciones de orientación marxista que promovieron los partidos correspondientes de esta tendencia para oponerse al Régimen Militar. Luego, con entusiasmo, se unieron los democratacristianos con su comunitarismo utópico. El campo estaba  preparado para la siembra. Fuera de Chile, en Organizaciones Europeas, de EEUU y Canadá sin finalidades claras, vinculadas con gobiernos cuyos finas tampoco se conocen.
Paralelamente, en la década de los ochenta del siglo pasado se produjo un movimiento indigenista creciente y sumamente agresivo en el ámbito internacional. Fue  el abono para la siembra.
Al llegar al poder los partidos de la Concertación ya existían dirigentes indigenistas, algunos de ellos auténticamente indígenas, otros solamente agitadores izquierdistas. Por otra parte intelectuales de izquierda se dedicaban a descalificar lo que llamaron “historia oficial”, dándose a la tarea de escribir historias de los mapuche, que se sustentan en narraciones de ancianos y análisis antropológicos, de dudosa seriedad científica.
En este ambiente el Presidente Aylwin promueve y promulga la ley 19.253 que parte de supuestos indigenistas y que, una vez promulgada, genera y exacerba aspiraciones imposibles de cumplir. Esta ley, como se ha demostrado, se enlaza con el Convenio OIT 169, y otras disposiciones legales y administrativas, ha sido la creación izquierdista para realizar acciones reivindicativas de tierras y de objetivos políticos como la autonomía de los “pueblos originarios” que rayan en una desbocada demencia.
Hay un conflicto en el sur de Chile. Provocado por la irresponsabilidad de los políticos, por la instigación de los ideólogos indigenistas, por potencias extranjeras, por ONG internacionales cuyos propósitos no están claros y por la apetencia de tierras de personas a las que la ley les ha creado una institucionalidad que ha activado la violencia que las autoridades no han sabido o no han querido controlar.
Conflicto existe, pero no es mapuche.
“Conflicto Mapuche” es un buen titular de prensa, es identificatorio: es la contribución de la prensa a la agitación irresponsable.
Un problema grave existe, pero es el creado por la utilización de la pobreza de compatriotas desde la agitación inmisericorde; por el terrorismo al que se responde con temor y diálogos que desprestigian la autoridad del Estado.
Un problema existe, es el problema generado por la ideologización de unos y la irresponsabilidad para legislar de otros.
No les endosen a los naturales de estas  tierras acciones que no les son propias. No los engolosinen con “tierras ancestrales” que son una utopía de intelectuales añejándose en una lucha  de clases en que los indígenas son los oprimidos y los chilenos los opresores. O el botín de intereses extranjeros, como lo avizorara Cornelio Saavedra en 1870.
El respeto por la persona humana, que debe ser el principio y fundamento de toda política pública, debe guiar a los gobernantes para que los pobres salgan de la pobreza, para que los incultos accedan a la cultura de la información.
Que a nadie se le haga creer que su solución vital está encadenada a 5.5 hectáreas de tierras en razón de una supuesta cultura que solo los indigenistas buscan mantener o inventar porque les reporta enromes ventajas económicas y de todo orden. O al utópico, o sedicioso, dominio autónomo de la Araucanía.
El Conflicto no es Mapuche, es la utilización perversa de los mapuche por políticos que por la vía legislativa generaron condiciones para el conflicto, por los ideólogos izquierdistas y los activistas indigenistas, nacionales e internacionales, que hicieron uso de estas condiciones  para conseguir propósitos que, algunas veces se explicitan,  otras se ocultan, perdiéndose en la verborrea de sus patrocinadores y en los laberintos infranqueables de las ONG que apoyan a estos activistas. También por los gobiernos, incapaces de enfrentar este grave problema con el ejercicio de la  autoridad, que no es un privilegio, sino una responsabilidad ineludible.
Se dice por muchos que uno de los más graves problemas del futuro inmediato será el control sobre el  agua, nuestro sur tiene una de las mayores reservas de agua del mundo; el futuro próximo de la vida económica mundial, por otra parte,   está en la cuenca del Océano Pacífico, las costas de Chile, su borde costero, es una plataforma excepcional para generar enclaves para la pesquería y el comercio en el Pacífico.
El mundo está presenciando nuevas formas de imperialismo: sin control territorial directo, pero controlando a quienes tienen el poder sobre ciertos territorios. ¿Será Chile un objetivo de este nuevo imperialismo?